Soñar con Vender, Venta

Sueños | 09/07/2009 | 7.74 / 10 | comentarios

La ventana, al constituir una abertura al aire y la luz exteriores, simboliza la receptividad y la proyección de lejanía, y ello tanto en lo espiritual cuando la ventana es en forma de CÍRCULO, como en lo material y terreno si es cuadrada o rectangular.


La proyección en lejanía consiste en la posibilidad de asomarnos o alcanzar un futuro en el que nuestros proyectos y aspiraciones se realizan o no de acuerdo con lo que se divisa a través de la ventana. Así, cuando a través de la misma la vista nos resulta agradable y soleada, revela nuestra esperanza y posibilidades de que nuestras esperanzas se conviertan en realidad en un futuro relativamente próximo; mientras que si sólo se observa la oscuridad es que el futuro se presenta muy incierto, tanto en lo material como en lo espiritual.
Pero si en lugar de mirar a través de la ventana nos hallamos en el interior de la habitación y vemos como a su a través penetra la claridad exterior y también el aire puro, si está abierta es que somos receptivos a las influencias positivas que puedan llegar a nosotros (también espirituales o materiales, según la forma de la ventana). Por el contrario, cuando no penetra la luz y sólo se percibe oscuridad, indica nuestra falta de receptividad, nuestra cerrazón; lo que a la larga siempre se traduce en frustraciones y fracasos.
Si deseamos asomarnos a la ventana pero no nos atrevemos a hacerlo es una muestra de incertidumbre y el miedo a las consecuencias de una determinada acción nuestra; y soñarnos espiando a través de una rendija abierta entre las persianas o los porticones revela una curiosidad de tipo sexual, especialmente cuando el soñador es un adolescente.
Las ventanas enrejadas denotan una tendencia a sustraernos a la realidad, tendencia que también existirá, pero en menor grado, si la ventana esta cubierta por unos visillos o cortinas que dejan entrever algo del exterior y no impiden el paso de la luz. Las ventanas cerradas que no pueden abrirse revelan que en estos momentos nos sentimos ahogados, limitados y sin la posibilidad de salir adelante.
Por último, cuando en el sueño nos vemos saliendo o entrando por una ventana en lugar de hacerlo por la puerta, es que hemos tomado una decisión equivocada, un falso camino, ya sea en un negocio, un proyecto o una relación sentimental.

Ver realizada esta operación comercial durante un sueño: presagio de un próximo cambio en sus condiciones, que debería modificar ciertos aspectos de su vida futura.
La importancia y los motivos de la venta, las características de la negociación, el perfil de los compradores, las modalidades de pagos eran otros tantos criterios útiles para su análisis. El significado de la premonición variará en función de los detalles constatados.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?