Soñar con Tetas, los pechos

Sueños | 09/07/2009 | 7.76 / 10 | comentarios

Empleamos el término “tetas” por ser el más usual entre los intérpretes antiguos de Oriente; las llamaban: “Çadian” en su fórmu1a dual.

En las visiones oníricas las tetas representan la esposa o la hija. Tanto la belleza como la fealdad de forma de las tetas atañen lo mismo a la una como a la otra. Ver a una mujer colgada de sus tetas es signo de adulterio que habrá cometido o de que dará a luz un hijo que no es de su marido. Si un hombre que las tuviese ve salir leche de sus tetas es signo de riqueza si es pobre, y se hará cargo de ayudar a dos hermanos suyos; si es una joven núbil se traduce por su casamiento y tendrá un hijo; mas si es mujer rica y divorciada, perderá su fortuna. Esta visión vaticina muerte para la muchacha distante aún de la edad de casamiento. Mamar de las tetas de una mujer no conocida, si el que sueña es un hombre, es señal de una larga enfermedad, o que su mujer, si está encinta, le dará un hijo varón; mas si es una mujer la soñadora, ella dará a luz una hija. Cuando un hombre ve caer sus tetas es anuncio de la muerte de sus hijos, y si no tiene hijos, significa pobreza y aflicción; si es una ama de leche o una nodriza, es mal presagio para el niño que amamanta. Si en el sueño se ve que una mujer tiene las tetas más abultadas que lo normal, esta visión simboliza voluptuosidad; mas si el fenómeno se ve en un hombre, noticias malas le vendrán de gente conocida.
Otros oniromantas simbolizaron las tetas por dos hijas, pues todo lo que se vea en las tetas se referirá a las hijas. Ver nacer otra teta al lado de las otras dos, es nacimiento de una hija más.
La leche de las tetas es abundancia de dinero; anuncia asimismo un hijo, honores para sí y para los suyos. Notar con sorpresa que sus tetas tienen leche, si es un hombre soltero se casará y tendrá prole, si es pobre recibirá buenas noticias, si es joven tendrá larga vida, si es una mujer joven casada es signo de embarazo y alumbramiento feliz. Cuando un hombre sus tetas que sus tetas están colgadas sobre su pecho, es señal de que ese hombre no anda en buen camino; puede esta visión vaticinar la próxima muerte de sus hijos o una pobreza o aflicción para el mismo. Ver las tetas de un hombre se interpreta por un señor de jerarquía social, que goza de buena salud; a la vez puede anunciar amigos, hermanos, esposos e hijos que no son muy útiles. En cambio las de la mujer representan la Ley, el Don de Dios, la Fuente del alimento de los niños, y señalan ganancias y bendiciones.
Cuando un hombre sueña tener tetas que manan leche, se traduce por trabajo doméstico no digno de un hombre, por deudas abultadas o enfermedades vergonzosas. Volverse las tetas duras como bronce es signo de perdida de los hijos, estancamiento de los trabajos o embarazo. En las diversas interpretaciones que los árabes asignan a las tetaspecho citamos las siguientes: son alhajas para las mujeres, enfermedad para los niños, casamiento, pérdida de miembros de la familia, los padres, un ánfora de vino delicioso, un hombre generoso.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?