Soñar con Serpiente

Sueños | 09/07/2009 | 7.41 / 10 | comentarios

Mal augurio.

El sueño anuncia peligros causados por sus enemigos, engaño y desdicha en general. Si la mata, superará todos los obstáculos. La serpiente se interpreta por un enemigo, un gobierno, un tesoro, una mujer y un hijo. Es asimismo un enemigo adinerado, porque el veneno en el sueño se traduce por dinero. Introducir en su casa a una serpiente se interpreta por un enemigo que le tiende una trampa. Matarla es un triunfo sobre un enemigo; ver la sangre de la serpiente sobre las manos, es la muerte del enemigo del que sueña quien se constituirá después. de heredero.
Verse mordido por una serpiente es cargarse con la culpa de un adversario; quemarla es el triunfo de la autoridad constituida sobre los malhechores. Ver volar una serpiente es signo de viaje. Ver matar en las calles a serpientes es señal de una guerra y ei triunfo del enemigo sobre los habitantes de esa comarca. Si un gobernante ordena destruir las serpientes, significa que recurre a la astucia y los ardides para derrotar a sus adversarios.
La serpiente simboliza al mismo tiempo un hombre de gobierno, cruel y autoritario, que oculta sus malas intenciones, implacable en su castigo, de mala reputación y repugnante. La serpiente negra se interpreta por un enemigo más cruel y perverso que el que simboliza la serpiente blanca. Ver una serpiente salir y entrar en su cueva es un mal pensamiento que traba y turba el espíritu del soñador. Luchar en el sueño con una serpiente es una guerra que se entablará con un enemigo fuerte y al cual se teme; el triunfo se interpretará según corno se produzca el desenlace en el sueño. Si triunfa el reptil el signo es fatal. Matar una serpiente sobre la propia cama, es señal de la muerte de la esposa. Cortarla en dos mitades es vengarse de un enemigo; en tres partes es someter a su voluntad a tres enemigos: un hombre de gobierno, un rico acaudalado y un jefe o caudillo temible.
Verse alcanzado en el sueño por el veneno de una serpiente y luego hinchado por efecto de la mordedura, es una riña que tendrá con un enemigo y de quien recibirá mucho daño y dinero a la vez. Empero si el veneno ha destruido la piel y los huesos del soñador, será señal de que tendrá que enfrentarse con un enemigo y ver a sus hijos dispersarse. Si el que sueña muere de la mordedura, es un presagio de su muerte. Los colmillos de la serpiente son fuerzas diabólicas y ocultas de un enemigo y sus múltiples intrigas. Ver en su casa gran número de serpientes inofensivas, es tener en ella a hombres de intenciones torcidas y enemigos peligrosos. La serpiente acuática es dinero. Ver en el sueño que en su bolsillo o en sus mangas hay una pequeña serpiente de color blanco, dócil, sin veneno, significa esfuerzo y fortuna. Dominar una cantidad de serpientes de piel tersa y fina, obedientes y domesticadas y sin veneno, es señal de que obtendrá brazaletes u otros objetos similares de oro y plata para sus arcas. Verse en el sueño seguido de una serpiente, se traduce por enemigo que le acecha para agredirle; mas si la serpiente camina delante o en derredor del que sueña, anuncia enemigos ocultos que le rodean, que están en contacto diario con él, pero que no se hallan capaces de perjudicarlo.
Ver una serpiente muerta anuncia la muerte natural de un enemigo. Ver entrar y salir una serpiente de la casa de uno —en este caso del soñador— sin causar daño, se interpreta por enemigos que son de la propia familia; verlas en casa ajena: son enemigos de afuera. La carne y la grasa de la serpiente se traducen por el dinero de un enemigo. Ver la piel de la serpiente convertirse en oro, es un tesoro natural que tendrá el que sueña en la vigilia.
Ver pelearse las serpientes entre sí y conseguir luego matar una de ellas, es un poder que tendrá para gobernar esa región. Ver una serpiente avanzar en un lugar, cuesta arriba, es señal de alegría y de alivio; verla andar, cuesta abajo, es la muerte de la figura principal de ese lugar. Comer la carne de serpiente es signo de regocijo, beneficios materiales, jerarquía y honores.
Ver una serpiente salir de la tierra es signo de daños y penurias para aquel lugar. Ver una serpiente sobre la cabeza: es jerarquía que obtendrá el que sueña, de sus superiores. Caminar en medio de serpientes significa lluvia torrencial. Dominar serpientes negras y voluminosas es conducir ejércitos y muchedumbres. Un jardín infestado de serpientes es señal de fertilidad y abundancia.
Simboliza asimismo la serpiente: el canal o curso de agua, un gobierno y la vida misma del hombre; como también es signo de perfidia envidia, traición, engaño e hipocresía.
El significado más frecuente que debemos dar o los sueños de serpientes es el de carácter sexual, especialmente en los sueños de los jóvenes, en los cuales se enrosca y desplaza con gracia femenina o se yergue para atacar, como la erección masculina.
Pero la serpiente también simboliza la sabiduría y el poder curativo. En los sueños ver a una serpiente dormida nos revela que nuestras fuerzas instintivas se hallan dormidas, apaciguadas, y si la serpiente se despierta y desliza por el suelo sin que ello nos produzca una sensación desagradable o de temor, nos revela nuestros deseos de una evolución espiritual que, sin duda, no tardará en iniciarse.
Y como la serpiente puede cambiar de piel para seguir creciendo, también el soñar una piel de serpiente, o a la misma serpiente mientras efectúa la muda, nos anuncia la proximidad de un profundo cambio evolutivo que nos regenerará totalmente.
Por último, los sueños en los que aparecen serpientes venenosas indican el temor a encontrarnos en situaciones muy comprometidas, a adversarios implacables y dominantes, y ante las cosas ocultas y los poderes misteriosos.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?