Soñar con Relámpago

Sueños | 09/07/2009 | 7.12 / 10 | comentarios

Felicidad y prosperidad, pero por poco tiempo.

Si le alcanza, aflicciones inesperadas le harán fracasar en los negocios y el amor. Ver en el sueño un relámpago por una sola vez, es signo de encontrar el buen camino de la verdad, después de larga búsqueda; mas si el que sueña está enfermo, dicha visión presagia su muerte. Otros intérpretes aseguran que ver el relámpago en el sueño, anuncia revelación de secretos, recibir buenas noticias, el retorno de un ser ausente, la recuperación de bienes, el socorro a un angustiado. Asimismo puede interpretarse por un cambio en la vida del que sueña ya en forma decadente ya en ascenso. El relámpago en enero puede resultar una disminución en las siembras. Si es en diciembre: peligro para la sementera en sus últimos días. En octubre significa murmuración, buena cosecha de granos. En noviembre, signo de fertilidad y mucha abundancia; en febrero es síntoma de mejoría en las sementeras; en marzo es disminución de los productos; en abril bueno en general menos en la cosecha de la cebada; en niayo es fatal para ciertos árboles frutales; en junio habrá rocío benéfico; en julio no beneficia ni dafia; en septiembre es seña de fecundidad en el suelo y un bien en general; en agosto igual que en septiembre. Entre las tantas y variadas interpretaciones que los oneirocríticos árabes escribieron, encontramos las siguientes: temor de las autoridades, latigazos, risa, ambición del pueblo, esperar clemencia, lluvia. Si el que sueña está de viaje, el relámpago vaticina lluvia u órdenes superiores; si es agricultor cuyo campo necesita lluvia, sus deseos se realizarán con lluvias bienhechoras; si vive repudiado por sus padres o superiores, buen presagio. Relámpago con lluvia: mal presagio. Si es alcanzado e iluminado por el relámpago, es signo de mucho bien. Ver relámpago sin lluvia, significa que alguien faltará a su palabra con él; quemarse su ropa por un rayo, es señal de la muerte de la esposa, si ésta está enferma.
En resumen: el relámpago interpretado por los más célebres oneirocríticos orientales vaticina en primer lugar malestar moral y miedo en el lugar donde vive el soñador; un alto personaje del Estado; dinero o monedas de oro; promesa, reproches y salvación de un peligro en el orden moral.
Al igual que el RAYO, el relámpago también es un signo del poder creador y destructor de la divinidad, pero como que no llega a caer al suelo, más que una súbito y brutal intervención del cielo en nuestra vida representa una seria advertencia, una luz equilibradora y fecunda para que rectifiquemos faltas y errores.
Cuando en el sueño a la visión de los relámpagos se une la lluvia, su asociación adquiere un poder fecundador y benéfico, tanto en lo material como en lo espiritual, pues la lluvia, además de fecundar, limpia y purifica, mientras que el relámpago con su luz cegadora nos hace cerrar los ojos, obligándonos a mirar hacia nuestro interior.
Noticias súbitas. Sucesos imprevistos, contrariedades, preocupaciones, disputas, peleas con familiares o relaciones profesionales. Sus finanzas pueden sufrir algún daño.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?