Soñar con Rana

Sueños | 09/07/2009 | 7.19 / 10 | Comentarios

Tiene un amigo sabio y noble que siempre le ofrecerá buenos consejos. La rana anuncia la presencia de un hombre asceta y religioso. Hallarse en el sueño entre ranas, significa buena amistad y relaciones con sus vecinos y parientes. Comer carne de ranas predice poca utilidad de los parientes. Las ranas denuncian a gente que ora en sus retiros como los místicos o los ascetas; como también barahúnda, bullicio en la vigilia. Cazar una rana: buena compañía. La afluencia de las ranas a un lugar es un mal agüero. Un rana es una buena mujer, piadosa y sociable. Aún cuando en el fondo se trate de animales inofensivos, tanto las ranas como los sapos son un símbolo de lo repugnante y molesto, tanto por su aspecto, que puede resultar desagradable para mucha gente, como por la fría viscosidad de su tacto. Este simbolismo ya se halla presente incluso en la Biblia, en la que se las describe como la segunda plaga de Egipto y se las clasifica de seres impuros en el Apocalipsis.
Es por ello que soñar con ranas suele interpretarse como el presagio de una vecindad inoportuna y desagradable que deberemos soportar sin poder hacer nada por evitarla, especialmente si se las oye croar, en cuyo caso a dicho presagio se añade el peligro de habladurías y murmuraciones.
No obstante y como ocurre en muchos sueños debe tenerse en cuenta la personalidad y situación particular del soñador, pues si por ejemplo se tratara de un estudiante podría ser simplemente un sueño agradable, muestra de su afición por el estudio de la vida en la naturaleza, mientras que en una persona a quien estos animales desagraden profundamente, el significado maléfico del sueño se incrementará.
Se abusará de su confianza e ingenuidad: acciones solapadas y pérfidas, acusaciones injustas. Sus adversarios tratan de extraer ventajas de su situación.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?