Soñar con Piedras

Sueños | 09/07/2009 | 7.32 / 10 | Comentarios

Confusión y fracaso. Arrojar una piedra anuncia que echará una reprimenda a alguien. La dureza y perdurabilidad de la piedra siempre ha impresionado al hombre por su contraposición a los seres vivos, siempre sometidos al cambio y a la muerte; por ello, la piedra simboliza la resistencia, la tenacidad y la perseverancia.
Esta inalterabilidad y dureza de la piedra en contraposición a nuestra propia naturaleza y concepto de la vida, convierte a la piedra en una sólida base para edificar y en magnifico material para la construcción, lo que tiene connotaciones espirituales. Pero cuando se cruza en nuestro camino también es un obstáculo que puede llegar a ser insuperable.
En los sueños todos estos simbolismos tienen su aplicación, y más especialmente los de carácter negativo, o la derivación maleficiada de los positivos, como puede ser la obstinación o tozudez, que es la cara negativa de la tenacidad y perseverancia.
Así, las piedras suelen representar problemas y obstáculos cuya importancia es proporcional a su tamaño. Soñar con una extensión pétrea nos advierte acerca de nuestra dureza y esterilidad interior, que sólo se verá dulcificada y disuelta más adelante, si en el mismo sueño o en otro posterior, el agua o la lluvia hacen su aparición.
Pero si en lugar de petrificado el terreno esta cubierto de piedras, expresará nuestra resistencia al cambio, y si finalmente nos decidimos a marchar sobre las mismas, será un indicio de que el cambio y por lo tanto la vida nos resultará difícil y penoso.
Soñar con una piedra quebrada presagia enfermedad o división familiar, y si ya se está rompiendo o disgregando puede presagiar la muerte de algo, que la mayoría de las veces consiste en la disgregación de la familia, de los negocios, o de lo propia personalidad.
Presagio poco favorable para sus esperanzas. Diversas contrariedades perturbarán su existencia y trastornarán sus relaciones. La cantidad, el tamaño, y el uso que se les dará, serán indicaciones complementarias que permitirán definir la gravedad de los acontecimientos.
Arrojarlas contra una persona: vergüenza y humillación. Cometerá actos desdichados y perjudiciales.
Se la arrojan a usted: será burlado y humillado.
Con las cuales usted hace una pila: tomará iniciativas para lograr que finalicen sus preocupaciones.
Comer piedras: fracaso en sus negocios. Vergüenza ante los demás. Rencor y desconcierto.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?