Soñar con Pera

Sueños | 09/07/2009 | 7.29 / 10 | comentarios

Mala salud y fracaso si las come.

Verlas en el árbol es un buen augurio y significa que mejorará todos sus asuntos. Cosecharla en el sueño y en su estación, es riqueza; si hay un ausente, éste volverá. Cosecharla fuera de tiempo es enfermedad o penurias. Cuando un enfermo come pera en el sueño, es signo de que se curará totalmente. Como todos los arboles frutales, el peral cargado de frutos es un símbolo de abundancia material y de fructificación espiritual. En cambio, soñarlo seco por falta de agua o con las peras caídas por los suelos, es indicio de que estamos descuidando nuestros asuntos, ya sean materiales, sentimentales o espirituales.
La flor del peral, por su blancura, fragilidad y lo efímero de su duración, es un símbolo del carácter perecedero de la existencia humana, por lo que en sueños si bien es un buen presagio verlas frescas y hermosas soñarlas que se están marchitando o cayendo puede prestigiar enfermedad o incluso muerte de alguna persona cercana a nosotros.
En cambio, el simbolismo de la pera es claramente sensual y erótico, tanto su jugosidad y dulzura como por las redondeces femeninas de su forma.
Prontas para ser cosechadas, de aspecto agradable, maduras: auguran perspectivas de éxito en sus relaciones afectivas y profesionales. Alegría y felicidad. Materialización de sus deseos.
Comer una pera: malas noticias. Contrariedades con consecuencias imprevistas.
Una pera echada a perder, roída por los insectos o los gusanos: engaños. Penas afectivas. Separación.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?