Soñar con Pan

Sueños | 09/07/2009 | 7.49 / 10 | comentarios

Comerlo denota riqueza y satisfacción personal.

Ver y oler pan bien cosido indica el alivio de su situación económica. El pan tiene diversas interpretaciones a saber: el pan blanco se traduce por vida feliz y acomodada, mientras que el pan negro es signo de vida desafortunada y de pesares. Algunos oniromantas dieron al pan otro sentido esotérico, aduciendo que cada pan simboliza cuarenta años; otros aseguraron que un pan representa un préstamo de un mil, de cien o de 10 monedas de plata, según la situación
del que sueña. El pan amargo onírico es pan amargo en la vigilia; el dulce es aumento de los precios.
Por otra parte señala cultura y religión, porque el pan es el sostén de los hombres que trabajan y la sustancia y razón de ser de la vida religiosa. Los místicos ven en el pan la imagen de Dios, su palabra divina, su Poder y su Mandamiento. El Verbo es el sustento y el Pan de los Amadores que trabajan en el Huerto de Dios.
Otros intérpretes dijeron que el pan simboliza a la madre que alimenta y educa a sus hijos en la moral y en el Camino de Dios. En cuanto al pan onírico elaborado con trigo escogido, se interpreta por la vida pura dedicada al bien, por el Saber puesto al servicio de los humildes, por la mujer virtuosa y bella Repartir pan en el sueño es signo de buen augurio, siempre que el dador sea de mayor jerarquía que el o los que lo reciben. Cuando un difunto ofrece pan en el sueño, vaticina que el que lo recibe le vendrá, de donde menos pensaba, dinero de fuente honesta e insospechada. Ver el pan colocado en lugar alto es señal de suba de los precios; verlo en las vías públicas pisoteado por el vulgo, se interpreta por mucha abundancia, la cual causará soberbia, orgullo y envanecimiento.
Quien hornea pan en el sueño es un hombre que busca su sustento activamente y en forma permanente; horneando con mucha prisa, antes de que se enfríe el horno, es señal de que alcanzará altas posiciones. Un solo pan es signo de abundancia, bienestar y prosperidad, como también dinero proporcionado por otros; muchos panes son hermanos y amigos. El pan de centeno es vida feliz y fe tibia; el de cebada: vida penosa y fatigada con resignación. Ver un pan seco es señal de vida frugal y “pobre”. Recibir en el sueño una migaja de pan y comerla luego es señal de muerte, o de vida azarosa.
Para el soltero el pan es esposa; para el gobierno el pan limpio y bien cocido es su justicia y su equidad; para el artesano es su medio lícito de vida. El pan de maíz, de mijo o de garbanzo es crisis, carestía de vida, sequía. Ver un pan de tamaño grande es prosperidad y vida larga. El sólo hecho de ver pan en el sueño anuncia para el que sueña bendición, alegría, ausencia de pesares, seguridad moral del hogar. Panes de tamaño chico se traducen por beneficio muy limitado y de vida corta. Si alguien soñó llevar un pan colgado de su cuello será seña de pobreza’ comer pan a secas, teniendo otra comida, se interpreta por enfermedad y luego una muerte sin ser asistido por nadie. El pan mal cocido, semicrudo es fiebre. Para los ricos el pan mezclado de varios cereales, es señal de pobreza. Las diversas formas de pan se traducen según su presentación y calidad. Verbigracia: si la forma es larga y delgada significa vida llevadera; si está el pan en forma de torta o galleta es ganancia y bonanza. Se interpreta asimismo por la esposa, por un hijo, por cien denarios, por el curso de un año completo.
El pan ázimo, sin levadura, es un préstamo que se recibe o que se hace a otra persona. El pan seco representa también pobreza para los ricos, vida dedicada a la oración y a la alabanza de Dios La galleta habla de un viaje en puerta. Ver galleta en la casa de alguien que no está en condición de comerla, es señal de pesares, aflicción y miseria. El pan fresco es buen augurio, poder y bienestar, no así el pan viejo y seco.
La migaja del pan es signo de sabiduría humana, muy útil a los hombres, sinceridad en la palabra y en la acción. La cáscara —costra— es simulación y adulación.
Si los sueños de doradas espigas son para el soñador la afirmación de su fecundidad interna y del rendimiento de su trabajo, el pan, que es la máxima elaboración del trigo como alimento fundamental del hombre, conserva su significado de manjar primordial que sólo se consigue tras laborioso trabajo.
El pan puede representar muchas casas en los sueños, pero siempre aquellas que son de verdadera necesidad, no un lujo. Pero cuando la atención del soñador se fija en la forma del pan, el significado debe buscarse en aquella forma, y no es raro que dicha forma traiga a la mente reminiscencias de carácter erótico, especialmente en la adolescencia.
Por ello, soñar que comemos pan sólo, o que lo buscamos, refleja el temor a la indigencia, y en el mejor de los casos es un recuerdo onírico de aquellos tiempos difíciles que tememos puedan volver a ser realidad. Pero los sueños de pan en personas a quienes no les falta lo necesaria se refieren a otra clase de alimentos, a los de naturaleza psíquica o espiritual.
En sueños también podemos vivir la elaboración del pan, o al menos su cocción, lo que nos asegura que confiamos en nuestras propias fuerzas y capacidades, y nos augura que nuestros asuntos tomarán un cariz netamente favorable, a menos que el pan se malogre o surja algún trastorno grave en la elaboración o calidad del pan resultante, en cuyo caso presagia todo lo contrario.

Comer pan fresco, blanco, de sabor agradable: desahogo financiero. Seguridad material. Felicidad en el hogar. Goces familiares.
Ver comer pan viejo, seco, duro, enmohecido: trastornos diversos, numerosas preocupaciones. Negocios en regresión. Dificultades financieras. Desavenencias en el hogar.
Comprar o comer pan caliente: problemas de salud. Malestares. Fatigas.
Cocer su pan o asistir a su cocción: éxito en sus actividades. Buen estado financiero. Suerte.
Tener gran cantidad de pan: deudas de dinero. Preocupaciones financieras.
Faltarle el pan: pérdida de situación.
Tirar el pan: presagio contrario a sus intereses.
Romperlo. Discordias familiares. Celos.
Panecillos: ganancias irrisorias.
Migas de pan: pobreza, miseria.
Migajas de pan: imprevisión.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?