Soñar con Mesa

Sueños | 09/07/2009 | 7.34 / 10 | comentarios
Una mesa dispuesta para comer predice uniones felices y prosperidad. Si no hay nada en la mesa, pobreza y discusiones en el futuro. Es señal de beneficio, ayuda a un amigo y a gente necesitada, abundancia y triunfo sobre los enemigos. Nos referimos aquí solamente a lo que se sirve en la mesa de comida y de bebida, etc., y no a la mesa o a la madera en sí. Mesa tendida conquista dudosa; levantar la mesa: triunfo ilusorio. Asimismo señala un hombre generoso y de buena posición, grata compañía si está bien servida, sino sería una amistad frívola y de poca importanc`a. Comer pan en una mesa, predice la amistad de un año. Los diversos manjares se traducen por beneficios tanto para el que sueña cuanto para sus hijos; mas servirse de dichos manjares hasta hartarse presagia vida larga. Ver una mesa bien servida y no comer de ella, señala la proximidad de la muerte. La afluencia de muchos comensales es signo de prole numerosa. Reunirse dos rivales en una misma mesa predice guerra y principalmente si la mesa tuviera cabezas asadas, guiso de trigo hecho puré y verdura, pues la mesa en este caso señala un campo de batalla. También la mesa pronostica peña entre amigos, cualidades de cultura religiosa, o reuniones donde habrá disputas y discordias En sueños, una mesa bien servida simboliza esta unión familiar y un agradable porvenir; naturalmente, la calidad y cantidad de las viandas y la riqueza de su adorno serán indicios sobre nuestra riqueza o pobreza.
Si todavía no hay nadie en la mesa refleja nuestro deseo de comunicación y unión familiar, que no es tan buena como desearíamos. Si la mesa se rompe, se cae o le ocurre cualquier occidente, Será nuestra unión familiar la que se rompe, disgrega o le ocurre lo que el accidente simboliza.
Representa la existencia de quien sueña, abarcando sus relaciones afectivas y familiares, la estabilidad del hogar, las modificaciones felices o tristes en el círculo familiar. Por ejemplo:
Una mesa bien puesta, adornada, con un hermoso mantel blanco: alegría y felicidad. Promesa de formación de una nueva familia. Reconciliación. Próxima unión. Perspectivas de un nacimiento.
Una mesa desordenada, con el mantel sucio, manchado: desavenencias, disputas, peleas, desunión. Preocupaciones financieras.
Una mesa volcada, deteriorada: mala suerte. Desgracia.
Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información, Aceptar