Soñar con Madre

Sueños | 09/07/2009 | 7.45 / 10 | comentarios

Encuentro feliz con un ser querido.

Es un hecho curioso que de mayores raramente soñemos con la madre: al parecer el lenguaje de los sueños cuenta con suficientes símbolos indirectos que le permiten reservar la imagen materna para aquellos casos de grave incertidumbre o necesidad.
Porque la madre, como la TIERRA y el MAR, son símbolos de vida y muerte; nacer es salir del vientre de la madre, y morir es volver al seno de la tierra. La madre es la seguridad el abrigo, el calor, la ternura; pero también es el riesgo de opresión por la estrechez del medio y de ahogo por una excesiva prolongación de sus funciones. Pero, ante todo, la madre es el arquetipo supremo, el que expresa lo máximo, es por ello que se habla de la "Madre Tierra", “Madre Patria", "Santa Madre Iglesia", y así tantas madres solemnes como se quiera. Por ello, repetimos, cuando la madre aparece en sueños es que el augurio o la situación del soñador es particularmente importante, en bien o en mal.
En la infancia, soñar con la madre es algo corriente, pues la madre configura toda la vida del niño; pero ya mayores, el mero hecho de soñar con ella ya revela la presencia de estados de profunda ansiedad; del mismo modo que viajar con ella significa el deseo de recuperar ciertas claves de nuestra vida ancladas en la infancia. Oír en sueños que nos llama indica tristeza por su ausencia, o una conciencia culpable.
En sueños, luchar, discutir o pelearse con la madre implica la necesidad y el profundo deseo de prescindir de su tutela, de adquirir madurez e independencia. Un sueño incestuoso con la propia madre no es ninguna barbaridad, como lo sería en la vida real, sólo índica inseguridad y temor, así como el deseo de volver a la infancia para sentirse protegido y mimado.
Otro sueño sobre la madre es el de soñarla muerta a pesar de hallarse viva. Por lo general revela el deseo de que no intervenga en algún tema concreto de nuestra vida, o el deseo de emanciparnos totalmente del hogar y de su tutela; no obstante, es un sueño que requiere un análisis del conjunto y de las circunstancias del soñador si queremos lograr una correcta interpretación.
Ver a su madre en sueños: presagio de acontecimientos cuyas consecuencias le concernirán directamente.
Verla feliz, sonriente, distendida: presagio favorable de una vida afectiva y familiar de acuerdo con los anhelos o deseos de su madre.
Verla triste, llorando: indica dificultades particulares cuya solución será contraria a los intereses familiares.
Verla enferma: malas noticias.
Pelear con ella: muy mal presagio.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?