Soñar con Luna

Sueños | 09/07/2009 | 7.31 / 10 | comentarios

Mejoría en los negocios y éxitos en el amor.

Tiene diferentes interpretaciones. Es gobernante justo; un sabio, un joven o una doncella. Puede indicar un gobernante tirano. Ver entrar la luna en una casa: casamiento con una mujer bella; verla inclinada al revés: destitución de un ministro. Ver desaparecer la luna: propósitos logrados en ambos casos, o sea en el sentido del bien como del mal. Ver aparecer la luna: anuncia que lo que se la pide se logrará. El viajero que ve que la luna cayó en su casa, le vaticina esta visión su retorno al hogar. Ver caer la luna en tierra anuncia la muerte de la madre. Ver que la faz de la luna se parece a la de uno del que sueña presagia la muerte de éste; más si el soñador tiene una esposa embarazada: nacimiento de un hijo varón.
Ver repentinamente la luna: triunfo sobre los enemigos. Ver que el disco de la luna se ha ennegrecido: insurrección contra el gobierno. La luna indica asimismo al que sueña: esposa, sus padres, la hija, la hermana, negocios útiles de la casa. Es también una nave, un viaje, los dos ojos de quien la soñó. Para el viajero enfermo la luna es su muerte. La luna cubierta de nubes: enfermedad de un ministro o su destitución. Puede significar pérdida de dinero. La mujer que ve la luna en su regazo: nacimiento de un hijo varón. Luna llena: destitución de un ministro o de un alto personaje. Adorar la luna en el sueño: sometimiento a un gobierno tiránico. Ver una luna partida en dos mitades: muerte de hombres de gobierno como reyes, ministros, presidentes de una Nación. Eclipse de la luna: cambio o casos fatales para el que sueña. La media luna es un buen signo.
Ver la luna en Aries (Ramal), primer signo zodíaco, predice entrevistas con altas autoridades En Tauro: dificultades en los viajes de tierra En Géminis (Yauzá) buen signo para los negocios de animales En Cáncer (saratán) es propicio para el matrimonio En León (asad) no, es apropiado para los negocios En Virgo (Súmbulah): buena para la limpieza del estómago y de todo el cuerpo En Libra (Mizán) es malo para lo antedicho En el Escorpión (Aerab), es favorable para los baños y la vestimenta, no así para los viajes En Sagitario (Qaus), no es propicio para la plantación de árboles En Capricornio (Yidi), es malo para la edificación En Aquarius (Dalu) desfavorable para los mensajes o hacer movimientos En Piscis (Rut) muy favorable para asumir altos cargos y hacer negocios.
La Luna es el astro por excelencia de los ritmos de la naturaleza: de las aguas, de las lluvias, de la fecundidad, de la vegetación, de los ciclos menstruales.
Pero a la vez, y también por sus fases, cambia constantemente su “cara” y, astro nocturno, su luz es reflejo de la del sol, lo que hace que también simboliza la dependencia, el conocimiento indirecto, la movilidad, el crecimiento, la imaginación, el subconsciente, el psiquismo; en una palabra, todo lo que es receptivo e influenciable.
En sueños se relaciona con todas estas cosas, pero más especialmente con el lado femenino y fecundo de las cosas y, muy especialmente, con el amor y el romanticismo; siendo muy importante la fase en la que soñamos a la luna, que nos informará del grado de evolución de lo presagiado.
Por ejemplo, si soñamos en un paisaje iluminado por la luna, lo que se deduce es el amor y el romanticismo; si la luna que vemos es la luna nueva, nos hablará de armonía, más que de amor, pues es un amor incipiente, que está naciendo y todavía es inseguro. Si la luna estuviera en cuarto creciente, se trataría del amor ardiente que crece por momentos. En luna llena, sería la culminación del amor, la fusión de la pareja, y si algo hay que temer es que se desborden los sentimientos. En cuarto menguante, sería el amor ya maduro, que más que el deseo y la pasión, estimula los deseos de maternidad (o paternidad).
Pero como en todos los sueños, el contexto general, los sentimientos que lo acompañan y las circunstancias del soñador tienen su importancia; pues en un sueño en que aparezca la luna nueva también puede interpretarse como al inexistencia de la luna, y entonces manifiesta el temor a la soledad, la inestabilidad nerviosa, a la muerte de un amor.
Ver en sueños a la luna rodeada de un halo presagia penas; y si lo que soñamos es un eclipse de luna indica problemas amorosos que pueden llegar hasta la ruptura Anuncio de un importante cambio en la existencia de quien sueña.
Luna llena: claridad luminosa y brillante, éxito en sus empresas. Ganancias financieras. Gozos afectivos. Promesa de una feliz unión. Amistades sinceras y devotas.
Luna llena de halo luminoso: momentos desafortunados, incetidumbre en los negocios, preocupaciones afectivas, dudosas relaciones profesionales.
Creciente, claridad luminosa: sus proyectos llegarán a una conclusión favorable para sus intereses. Fidelidad afectiva.
Crecient con un halo: deberá sortear serios obstáculos para poder alcanzar sus objetivos. Las rivaliddes le serán particularmente perjudiciales.
Menguante, con claridad luminosa: decepción en sus actividades. Los proyectos no llegan a realizarse a pesar de sus esfuerzos. Fracaso, mala suerte.
Menguante, con un halo: sus gestiones serán infructuosas. Desilusiones, apremios financieros, deudas de dinero, falsas amistades, infidelidad conyugal.
Asistir a un eclipse de luna: sinsabores sentimentales, pesares, penas del corazón, separación.
Verla desaparecer detrás de las nubes: soportará momentos dolorosos, sufrimientos e incertidumbre.
Que se aleja y vuelve, que desaparece, que se vuelve negra, que se ace: peligro, miseria; pasará por penosos y graves acontecimientos. Pérdida de su puesto, ruptura afectiva, enfermedad familiar, muerte de una persona amada, dificultades financieras, pérdida de dinero.
Luna roja, manchada de sangre: amenaza de un grave peligro.
Luna oscura o velada: momentos de incertidumbre y mala suerte.
Que se refleja sobre la superficie de una extensión de agua, calmada y uniforme: actividades profesionales fructífera. Esperanza de ganancias financieras.
Cuyos reflejos se extienden sobre una superficie de agua agitada por el viento: daños físicos, accidente, problemas de salud.
Hallarse en la luna: penas, soledad moral, desamparo.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?