Soñar con Lluvia

Sueños | 09/07/2009 | 7.3 / 10 | comentarios

Si sueña que camina bajo una lluvia suave, gozará de alegría y una enorme vitalidad, además de prosperidad en todos sus negocios.



Cuando la lluvia no ha perjudicado en su precipitación, predice mucho bien. La que cae en un lugar determinado presagia tristeza y penas que sufrirán los habitantes de la comarca, entre ellos el durmiente, por la muerte de uno de sus deudos; mas si la lluvia es acompañada de piedras, o líquido rojizo, indica desgracia, errores y mucha maldad de parte de los hombres. Para el viajero esta visión es nefasta. La lluvia anuncia filas de vehículos cargados de víveres. Otros intérpretes aseguran que la lluvia predice bienes abundantes, alegría, fuentes que desbordan para la fertilización de la tierra, logro de objetivo, alivio de pesares, pago de deudas.
Verse, alcanzado por la lluvia es un buen presagio durante todo el año. Ver llover solamente en su casa —la del durmiente— es signo de ganancias, dignidad, privilegio; mas si la lluvia abarca toda la comarca, la predicción alcanza a todos los moradores. Ver llover copiosamente, causando la precipitación del líquido destrozos, presagia disturbios y mortandad. La lluvia de polvo oscuro indica injusticia y opresión de parte de un gobernante. Lluvia clara y pura se traduce por clemencia de Dios, conocimientos, sabiduría, vida próspera. Lluvia fuera de su época presagia enfermedades y cuidados. Verse bajo techo o al lado de una pared, viendo llover copiosamente, significa perjuicios que le causan palabras injuriosas; suspensión de viaje por causa de la pobreza o enfermedad. Bañarse bajo la lluvia es un sueño favorable para los pecadores. Beber agua clara de lluvia: mucho bien. Beberla turbia: mal presagio.
La lluvia, al estar constituida por AGUA tiene un evidente simbolismo de emotividad y fertilidad; pero, además, tiene un significado especial de purificación por el hecho de que la lluvia cae del cielo, lo que simboliza el descenso de las influencias celestiales (o espirituales) sobre nosotros; o lo que es lo mismo, simboliza la purificación de los sentimientos y deseos hasta alcanzar su forma más sublime: la bondad.
En los sueños, la lluvia mantiene todo su significado benéfico de abundancia y riqueza, por lo que siempre es un buen presagio, aún cuando sus implicaciones espirituales no suelan manifestarse más que en casos limitados. Pero siempre augura un final feliz, a pesar de que la forma en que cae la lluvia puede modificar el presagio inmediato, la forma en que llegarán los beneficios.
Así, soñar con una lluvia lenta y continua presagia que el beneficio será grande, pero lento en llegar, y mientras llega existirá esta dulce melancolía que procede de los recuerdos sentimentales. Si se trata de un aguacero que nos tiene inmovilizados es que existirán interferencias o problemas que deberán solucionarse antes de alcanzar los beneficios.
Anuncia tristeza y pesadumbre. La lluvia presagia días difíciles, solitarios, a veces crueles.
Lluvia fían: pequeñas molestias, contrariedades de todo tipo. Contratiempos. Período de espera y reflexión. Algunas restricciones financieras.
Chubascos de breve duración: preocupaciones intermitentes sin demasiada importancia, si el sol vuelve a aparecer. En caso contrario, algunos de sus proyectos se verán retrasados o comprometidos.
De tormenta: mala suerte. Fracaso. Riesgo de perder algunos de sus afectos o sufrir perjuicios financieros.
Estar a cubierto: recibirá ayuda y socorro en el período difícil por el que atraviesa

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?