Soñar con Lengua

Sueños | 09/07/2009 | 7.70 / 10 | Comentarios

Ver su propia lengua significa que sus conocidos van con mala fe. Si la lengua es de otro, escándalo y denigración La lengua es el instrumento mediante el cual el hombre expresa a viva voz sus pensamientos, como también es causa de sus faltas y aciertos. Moviendo la lengua en el sueño se interpreta por errores y pecados. La lengua que en el sueño sufre cambio en grosor, aumento de tamaño y agilidad en horas emocionales, anuncia un poder moral y grande y un triunfo sobre un adversario La lengua larga que se ha extendido para reñir, presagia mal carácter, falta de educación, obscenidades en la expresión. Otros afirman que este sueño señala triunfo debido a la soltura de la lengua. El que se ve con dos lenguas podrá esperar ser versado en idiomas, elocuencia y el logro de respeto de sus enemigos; significa asimismo hipocresía y maldad. La lengua trabada se traduce por pobreza, crisis en el negocio. Verse con pelos negros en la lengua: un mal inmediato; con pelos blancos: peligro.
La lengua es también símbolo de Belleza y Perfección, Argumento sólido y grandes recursos morales. El gobernante que sueña que se le ha cortado la lengua, se interpreta por la muerte de su secretario o por su despido. La lengua es a la vez, signo de un niño de pecho, una pluma para escribir, un enemigo aguerrido, un león selvático, pues soltar un león en la selva es igual que soltar una lengua entre la gente. Verse en un tribunal, pero con la lengua cortada, presagia derrota en el pleito. Perder la punta de la lengua es un mal presagio. La esposa que pierde su lengua en el sueño, es señal de lealtad hacia el marido; mas si esa esposa cortara la lengua de su marido, y suponiendo que el que soñara fuera el mismo esposo, esta visión deparará a ambos una vida conyugal muy feliz.
La lengua pegada al paladar es cuenta negada, ingratitud y estafa.
Comerse la lengua es arrepentimiento por palabras agraviantes; mas si el soñador es un alto funcionario, esta visión se traduce por un desfalco que hará al fisco o a los amigos; otros intérpretes aseguran que este sueño anuncia reserva y fuerza de voluntad ante las adversidades. La lengua cortada del gobernante es un mal presagio.
El poeta que sueña que su lengua se le ha amputado o cortado, recibirá un regalo de un hombre que dicho poeta ha ensalzado con sus versos. La lengua negra es signo de autoridad sobre los demás; mas si la lengua negra es de la gente baja, anuncia villanía. Morderse la lengua: es signo de freno de las pasiones; puede traducirse también por gula. Lengua partida en dos mitades: calumnia y mentira. Para los jerarcas la lengua significa: ministro, lugarteniente, secretario, intérprete. Es a la vez criado, la casa propia, un mal enemigo, árboles frutales, mala mujer. Para el hombre de letras, la pérdida de su lengua o su deterioro, es la pérdida de su reputación literaria puede predecir la muerte de su sirviente, su alumno, su hijo. El comerciante o el profesional verá en su lengua cortada la muerte del socio, la venta de su casa, su bestia de carga, divorcio.
Quien contempla su lengua es señal que la cuida.
Hasta cierto punto la lengua es como una llama, ya que posee su misma forma y movilidad. Como instrumento de la palabra su poder es ilimitado: crea o aniquila, destruye o purifica, es justa o perversa, veraz o embustera; pero en los sueños las malas acepciones son las que siempre predominan.
Así, soñarnos con la lengua larga y gruesa es indicio de hablar demasiado y sin control; que nos tiren de la lengua, afrentas e indiscreciones; mordernos la lengua aconseja más prudencia en el hablar; esforzarnos en hablar sin conseguirlo, timidez; verse con la lengua cortada, impotencia, a veces incluso sexual, ver lenguas de animales, comadreos y murmuraciones.
Verla: habladurías, comadreos, cotilleos sobre usted o sus amistades.
Ver la propia lengua sana y normal: se verá favorecido en sus gestiones tan pronto como de prueba de reflexión y diplomacia.
Estar incapacitado para usarla: pasará por duras circunstancias y carecerá de medios para defenderse de ellas.
Verla deforme, hinchada: problemas de salud, contrariedades diversas.
Cortadas: se le hará responsable de una situación delicada.
Sacarle la lengua a una persona: sufrirá vergüenza y humillación.
Mostrársela a un médico: problemas de salud.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?