Soñar con Leche

Sueños | 09/07/2009 | 7.47 / 10 | comentarios

Beberla es signo de abundancia y alegría.

Verla en grandes cantidades anuncia riquezas y una magnífica salud. Si la vierte, sufrirá algún tipo de pérdida e infelicidad temporal a causa de sus amigos Se interpreta por dinero bien habido y sin esfuerzo. La leche cuajada predice dinero obtenido ilícitamente. La mujer que sueña tener leche, pero que en la vigilia carece de ella, y da de mamar a un niño, es un mal presagio para ambos. El hombre que mama de los pechos de una mujer tendrá mucho dinero. Tomar leche de camella: casamiento con una mujer virtuosa. La leche de una yegua es un buen presagio. Leche de vaca: libertad para el prisionero, riqueza para el pobre; leche de cabras, o de ovejas es fortuna, alegría y bienestar. Leche de leona: triunfo; de la tigresa: enemistad; de la loba: temor, pánico, vida dura y heroica, el logro de un alto cargo desde el cual se vuelve cruel y tirano. La leche de la marrana: trastorno mental; mas bebiendo poca cantidad: dinero lícito. Leche de perra: pánico, y, también dinero que recibirá de un tirano. La leche de los animales salvajes se interpreta por duda y escepticismo. La de la gacela y la gama: fortuna exigua; la de la zorra: enfermedad pasajera y dinero que se recibirá de un hombre holgado. La de la burra predice mucho bien.
Otros intérpretes aseguran que la leche de los lanares se interpreta por dinero ganado honradamente; que la de los vacunos presagia mucha riqueza La leche de uso corriente indica siempre dinero, vida larga, embarazo, revelación de secretos, sabiduría, fe en Dios, remedio, hacienda Leche de los vacunos, lanares, camellos, búfalos anuncian también dinero ahorrado. La leche cuajada es señal de pesares. La leche humana —la de la madre— vaticina el don divino, la Gracia de Dios y la salvación de momentos difíciles. La leche, por su propia naturaleza, simboliza la abundancia, la fertilidad y el conocimiento; entendido este último como alimento espiritual.


En sueños, beber leche es un presagio de abundancia, fecundidad y salud, siendo especialmente afortunado para las mujeres embarazados; tanto es así que soñar a una mujer con los pechos llenos de leche nos revela que pronto quedará embarazada, si es que todavía no lo está. Derramar leche pronostica infelicidad y pérdidas. La leche agria, problemas domésticos. Amor y ternura, felicidad afectiva, armonía conyugal, goces y placeres familiares, amistades sinceras, perspectivas felices, éxito, suerte.
Lavarse con leche: purificación de los sentimientos, deseo de modificar sus ideas y comportamiento.
Volcar la leche: desavenencia, disputas, engaños.
Leche agria: engaños, contrariedades.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?