Soñar con Iglesia

Sueños | 09/07/2009 | 7.6 / 10 | comentarios

Placeres vacíos.

Entrar en una iglesia oscura significa que asistirá a un funeral. Se traduce por sabiduría, piedad, trabajo y acción, ascetismo, fervor, lágrimas, luto. Otros interpretan diciendo que la iglesia presagia penas y tristeza; asimismo asociación provechosa, lugar de sociabilidad. La mística la interpreta por, la esposa. Para los solteros es la novia o su casamiento; para los esposos estériles es el nacimiento de un hijo varón. Orar en el sueño, en una iglesia, anuncia el retorno al buen Camino; buenos consejos para practicar el bien. Es a la vez: cementerio, lugar de estudio, de música y lágrima, cárcel y penitencia.

Soñar con una iglesia augura la realización de esperanzas o deseos, excepto si la iglesia la vemos en la lejanía y no llegamos a acercarnos a ella, en cuyo caso anuncia desilusiones. Otras veces, ya en la iglesia nos vemos hablando con otras personas y sin prestar atención a lo que allí sucede, en este caso el sueño es una advertencia de que nuestra actitud descuidada ante la vida nos impulsará a cometer alguna imprudencia que luego lamentaremos.
También en algunos casos en que el contexto del sueño así permite deducirlo, puede referirse a una mujer, por lo general la madre, la abuela o una protectora o cuidadora del soñador.
Ver una iglesia: noticias felices.
Entrar en una iglesia: alegría y felicidad, promesas de un porvenir mejor.
Encontrarse en ella: consuelo después de momentos difíciles.
Verla iluminada: felicidad próxima, dicha del corazón.
Los fieles entonan un cántico: paz en el alma; uno de sus más caros deseos de cumplirá.
Orar en ella: pesares, tristeza, nostalgia del corazón, tiernos pensamientos hacia un desaparecido.
Hacer la colecta: usted consolará a una persona compungida.
Asistir a una boda: acontecimientos agradables para el círculo familiar.
Verla edificar: presagio feliz.
En llamas, en ruinas: circunstancias funestas; desgracia aflicción.
Ser expulsado de ella: vergüenza y humillación, de actos reprensibles derivarán momentos particularmente penosos.
Salir, no poder entrar: asechanzas, retrasos, preocupaciones familiares o de trabajo.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?