Soñar con Huevos

Sueños | 09/07/2009 | 7.33 / 10 | comentarios

Un nido con huevos es símbolo de riqueza y felicidad y de una armoniosa vida matrimonial con muchos niños.

Comer huevos denota preocupaciones anormales en su hogar. Ver huevos en el sueño en un lugar determinado o en un cesto, se interpreta la visión por mujeres. Quien ha visto aovar a su gallina es signo de que le nacerá un hijo. Comer huevos crudos en el sueño, indica dinero ilícito del cual se adueñó engañosamente; es a la vez, un atentado contra el pudor de una mujer, o una desgracia en puerta. Comer la cáscara de huevos señala una calumnia, un mal hombre, desenterrador de cadáveres. Viéndose con un huevo en la mano es signo de enfermedades graves de
la esposa. Soñar que su gallina hueva ya, indica recuperación de cuenta muertas o cosa parecida, nacimiento de un hijo y tal vez tantos hijos como huevos vistos en el sueño. El gallo que empolla en el sueño es un maestro de cuyas aulas saldrán buenos alumnos. Ver a otro quebrar huevos es peligro para el hogar. La abundancia de huevos, en el sueño, es también abundancia de dinero de poca duración. El huevo del papagayo es una doncella honesta; el huevo hervido es un buen vaticinio; los huevos de la grulla son hijos pobres; dar un huevo es el anuncio de un buen hijo. Soñar que un huevo se ha roto es señal de la muerte de un hijo. Ver un soltero muchos huevos, es un casa mienten cierne; mas si es casado tendrá muchos hijos. Los huevos pequeños son hijas; los grandes son hijos varones. Quitar la cáscara de un huevo en el sueño es una fortuna que recibirá de algún manumiso Los huevos simbolizan también oro y plata: su cáscara es plata y oro su yema. Pueden, según otros, simbolizar: espadas, escudos, lanzas sepulcros, esclavos, hijos que vuelven al seno de la familia, dinero acumulado, fecundidad. Soñar con un montón de huevos que se queman es signo de que las mujeres del lugar serán raptadas por un enemigo más fuerte. Este último sueño fue comprobado por el místico
árabe Ibn Sirin.
Desde el huevo cósmico, origen del universo, hasta el huevo de Pascua, símbolo de la renovación periódica de la naturaleza, en todas las civilizaciones y razas del planeta, el huevo es el símbolo preferente de lo potencial, de la generación del misterio de la vida y de la multiplicación de los seres y las cosas.
También en los sueños los huevos mantienen este mismo simbolismo de fecundidad y de cuanto se relacione con la misma, es decir, de esperanzas matrimoniales, de feliz maternidad, de riqueza y prosperidad. Pero si los huevos se sueñan rotos, revelan el temor de que todas estas esperanzas y riquezas también queden truncadas, no lleguen a realizarse, es el miedo a la esterilidad, a la pérdida de un embarazo, al fracaso sexual; o, en el extremo opuesto, a una paternidad no deseada.
Verlos en una cesta, recogerlos apenas puestos: circunstancias afortunadas, felicidad, gozos en la familia, éxito financiero, armonía conyugal.
Sorber huevos: sencillos placeres de la vida.
Cocinarlos, comerlos: momentos de intensa satisfacción antes de pasar por nuevas y difíciles penurias. Peleas, pesares.
Huevos duros: alegrías que anuncian próximos apremios.
Comprar huevos: aumento de sus ventajas.
Encontrarlo: éxito amoroso. Nueva relación o boda. Augurio de próximo nacimiento.
Venderlos: provecho para el hogar.
Dejar caer un huevo: disputas familiares. Disensiones.
Romper huevos: comadreos. Peleas familiares.
Huevos podridos: maledicencia, calumnias. Su reputación se verá gravemente comprometida.
Tirárselos a una persona: será humillado.
Que se los arrojen a usted: enemistad. Ofensas. Desgracia.
Huevos echados a perder, de mal olor: pesares familiares, desavenencias e infidelidad.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?