Soñar con Habitación

Sueños | 21/07/2014 | 7.37 / 10 | comentarios

Aunque también debemos tenerlo en cuenta, no es tan importante si soñamos con la habitación propia, con un dormitorio ajeno o un salón, por ejemplo.

Tampoco ha de importarnos los elementos que lo componen o su decoración, aunque es bueno tratar de recordarlo.

Lo que de verdad hemos de tener en cuenta es la impresión que teníamos durante el sueño, las sensaciones, el ambiente que respirábamos en el lugar. Si éste era agradable y acogedor, es símbolo de anhelo de bienestar y serenidad. Es más: si esa sensación se tenía en un dormitorio, habla de buen entendimiento con la familia y la pareja.

En cambio, si el ambiente nos resulta desagradable u opresivo, es reflejo de los temores y de las frustraciones de un pasado poco feliz, incluso a veces sembrado de penurias. Si a esto se le añaden goteras y humedades, es señal de la falta de cariño o de emociones incontroladas en el hogar infantil. Temor de revivir una infancia desgraciada en el futuro.

Si la habitación de nuestro sueño carece de puertas o ventanas, es un símbolo de aislamiento, temor y falta de voluntad. Aunque durante el sueño se abran puertas o ventanas, o aunque caigan las paredes y nos sintamos plenos y libres, la promesa es muy lejana. Es más un anhelo, un deseo de quitarnos de encima miedos e inhibiciones que sólo se realizará cuando reunamos suficiente fuerza de voluntad.



¿Te gustaría tener sensación de paz cuando sueñas?
¿Te gusta esta web?
¿Cómo sueles sentirte durante este sueño?