Soñar con Fuente

Sueños | 09/07/2009 | 7.7 / 10 | comentarios

Dispondrá de importantes bienes y hará viajes placenteros.

Si el agua es turbia, pasará por aventuras amorosas desafortunadas. surtidora. Se interpreta por una mujer hermosa. Si la fuente arroja mucha agua es mujer de fortuna y viceversa. También la fuente significa un hombre dispuesto a prestar su ayuda al que sueña. Si la fuente es seca: mujer estéril y sin dote. Asimismo presagia la proximidad de una muerte.
En el mismo centro del mítico paraíso terrenal, del pie del Árbol de la Vida, surge una fuente que se convierte en el símbolo de dicho centro. Y de esta fuente se originan cuatro ríos que se dirigen hacia cada uno de los cuatro puntos cardinales. Esta fuente según la tradición es la fuente de la inmortalidad y por su propio significado (agua que surge) simboliza la fuerza vital del hombre y de todos los seres. Por otra parte, el agua que mana de la fuente no es el agua salvaje destructora (el agua de las pasiones), sino el agua apacible y canalizada (el agua de los sentimientos), un agua que siempre vitaliza y purifica.
Así pues, los sueños en que aparece una fuente ponen de relieve nuestras esperanzas de regeneración, de purificación o de iniciación de los misterios de la vida. Si la fuente soñada está seca, es que todas estas esperanzas son vanas, y si se nos impide beber en ella, es que todavía debemos esperar algún tiempo antes de que se conviertan en realidad.
Si podemos beber de la fuente y sus aguas son frescas y límpida es que nuestras necesidades físicas, emocionales o espirituales serán satisfechas, pero si el agua mana turbia e impropia como bebida, es una amenaza de ruina, moral o material. Por último, si la fuente mana en nuestro jardín, es el mejor símbolo de prosperidad en todos los sentidos.
Alegría y felicidad. Nuevas perspectivas para su futuro, ideas felices, acciones constructivas. Renacimiento a una vida diferente, conforme a sus deseos. Promesa de éxito amoroso y de evolución de sus actividades. Fecundidad. Prosperidad. Fortuna.
De aguas límpidas y borboteantes: logros, éxito en sus empresas, abundancia y prosperidad; felicidad, alegría en la familia.
De aguas turbias: fastidios, contrariedades, decepciones, problemas económicos.
Seca: enfermedad, mala suerte, desgracia.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?