Soñar con Entierro

Sueños | 09/07/2009 | 7.56 / 10 | comentarios

Si el sol brilla durante el entierro, pronto habrá una boda y usted y sus parientes cercanos disfrutarán de buena salud.

Si llueve, lo que recibirá, serán malas noticias y alguien caerá enfermo. Quien sueña hallarse muerto y luego ser enterrado, es señal de que viajará a lugares distantes donde no encontrará dinero. Ser enterrado vivo por una persona conocida, es señal de que esta persona recibirá mucho daño moral y material; por tanto enterrarse vivo en el sueño es signo de mal agüero para todos.
Cuando alguien sueña que un sabio está enterrado —un sabio o un hombre justo—, se interpreta que heredará el saber y las virtudes de aquel hombre justo. Verse enterrado después de la salida del sol o a mediodía o al atardecer, es signo de perdición y un mandato para hacer el mal. Cuando un ser viviente entierra en el sueño a otro ser vivo, predice engaño y un acto de traición; mientras que si es muerto el que entierra al vivo o viviente, se traduce por mucha, deuda, prisión y pesares. Enterrar un muerto a otro muerto en el sueño es señal de unión, de amistad entre los parientes. El entierro puede significar: prisión, enfermedad, casamiento, un depósito, objetos de valor que se confían.
Aún cuando todos los sueños de entierros pueden parecer iguales a primera vista, en realidad debemos realizar varias distinciones para poderlos interpretar correctamente, cada una de las cuales estudiamos en el nombre que le corresponde:
1. Sueños de ENTERRADOR, en los cuales sólo vemos al enterrador, pero no al muerto ni al funeral.
2. Sueños de ENTERRAR que se realizan fuera del cementerio y en los cuales se entierro a un animal, un objeto, o no sabemos el qué, pero nunca una persona.
3. Sueños de ENTIERRO, en los que vemos enterrar a alguien, y que son los que estudiaremos aquí. 4. Sueños de FUNERALES, en los que presenciaremos la ceremonia religiosa del entierro.
Si soñamos el entierro de otra persona, nos presagia el triunfo sobre nuestros enemigos, ya sean externos, es decir, personas que desean perjudicarnos, o inter¬nos, o sea, sentimientos e instintos, en cuyo caso su significado es el mismo de ENTERRAR.
Si nos entierran a nosotros, debemos distinguir entre el que nos entierren vivos o que nos entierren muertos.
En el primer caso, nos revela que alguien desea nuestro mal y hace lo posible por perjudicarnos, ya sea de palabra (calumniándonos) o de obra; quien así procede suele ser aquel o aquellos que soñamos que nos entierran vivos.
Si nos entierran muertos, nos presagio una vida largo y feliz, así como el incremento de nuestros bienes o la mejoría de nuestra situación, ya sea en lo económico, en lo moral o en la salud. Pero si además nos entierran en una tumba (no en un nicho), es que llegaremos a ser propietarios de una casa o una finca.

Asistir a su propio entierro: se acaba un período de tristeza, de miseria, de desdicha. Nuevas condiciones y proyectos le permitirán contemplar diferentes perspectivas; la felicidad se avecina.
Seguir un entierro: se le anuncian problemas y trastornos, pesares y tristeza.
El de una persona conocida: inconvenientes profesionales, retrasos, contratiempos, decepción; sus proyectos podrian ser discutidos.
De una persona desconocida: inconvenientes particularmente agudos, pérdidas de dinero.
Verse enterrado vivo: muy mal augurio.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?