Soñar con Elefante

Sueños | 09/07/2009 | 7.26 / 10 | comentarios

Dispondrá de una sólida fortuna y de honores.

Solo usted dominará sus negocios y su vida familiar. Es un personaje extranjero, lerdo de entendimiento, aguerrido y porfiado. Vencer a un elefante o tenerlo en su propiedad, anuncia jerarquía, fortuna, vida larga. Ser atacado o lastimado por un elefante: desgracia que el soñador recibirá de un gobernante o de un jefe de alta jerarquía; mas si el agredido está enfermo: su muerte. Montar de día sobre un elefante: divorcio absoluto. También se interpreta por un hombre aborrecido; empero montar de noche, en el sueño, un elefante: anuncio de cargos jerárquicos. Enfrentarse en un combate con un elefante: vaticina un casamiento con una mujer extranjera, buenos negocios. Llamar en el sueño a un elefante: signo feliz; cortar un pedazo de su trompa: dinero bien habido. Otros interpretan que el elefante es: un rey o persona de gran poder, generosa, paciente y discreta. Un golpe de la trompa de un elefante: buen vaticinio. Ver a un elefante muerto: muerte de un personaje en la comarca. Verse arrojado por un elefante: peligro del cual se salvará; verse perseguido por un elefante: daños y desgracias en cierne. Las mujeres que sueñan con el elefante no deberán esperar sino desgracias, muerte y penurias. Cazar o matar a un elefante: triunfo sobre el enemigo. Ver llegar manadas de elefantes de un país extraño: invasión y guerra. El elefante simboliza la fuerza, la prosperidad, la longevidad y la memoria. Soñar que montamos o conducimos un elefante es signo de éxito gracias a las cualidades que simboliza el elefante o gracias al apoyo de personas poderosas e influyentes que no olvidan los favores que les hicimos en el pasado.
Para un enfermo es un buen sueño, pues le pronostica no sólo la curación, sino además larga vida.
SÍmbolo de la poTencia, de la fuerza, el elefante, visto en sueños, indica la importancia de que los medios de los que usted dispone actúen de manera acertada.
Darle de comer: un personaje influyente le asegurará su apoyo.
Montar en él: suerte en los negocios, ganancias, protección.
Ser perseguido por un elefante: grave peligro.
Verlo muerto: perderá todas posibilidades para su proyecto y necesitará estudiar otra solución.
Ver a un elefante en el circo: padecerá circunstancias desagradables.
Ver a un elefante escaparse del cirso: grave desilución familiar.
Ver a una madre elefante y a su pequeño recién nacido: presagio feliz para su hogar, suerte y felicidad.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?