Soñar con Dedos

Sueños | 09/07/2009 | 7.67 / 10 | comentarios

Si están sucios y magullados, tendrá muchas preocupaciones y sufrimientos.

Unos dedos bonitos indican que su amor será correspondido y que será muy feliz. Por ser los principales auxiliares del hombre en su trabajo diario, los dedos tienen su importancia en la vida de los sueños. Los intérpretes árabes dan a los dedos el significado de: hijos, esposos, padres y madres, dinero, hacienda, ganados, gobierno, industria, etc. Soñar que los dedos aumentaban de tamaño, es señal de aumento de todas esas cosas que más arriba hemos mencionado, su mejoramiento y Prosperidad, y a la inversa si disminuyeron de tamaño.
Soñar con dedos cortados o paralizados, puede significar poca utilidad de parte de los padres y los hijos, o la pérdida de fortuna consistente en dinero, hacienda, propiedades, industria y gobierno. Los dedos simbolizan a los que ocupan altos cargos en un gobierno, tales como ministros, representantes de una nación, gobernado etc., señalando el beneficio o el daño que reportarían a su gobierno. Morderse los dedos en el sueño, si el que sueña es enfermo, es señal de su muerte inmediata. Soñar que sus dedos s han cortado o sufrido una enfermedad grave,, significa deserción en el ejército, debilidad en los hijos o en los parientes. Los cinco dedos se traducen asimismo por las cinco oraciones, a saber: el pulgar se interpreta por la oración del alba; el índice por la del mediodía, el medio o del corazón, por la del atardecer; el anular por la de la puesta del sol. Si los dedos son interpretados por oraciones, las uñas serían entonces su ritual; si se toman los dedos por riqueza, las uñas serían la limosna. Si son interpretados por ejército o grupos leales, las uñas vienen a ser sus armas y su numerosidad. También los dedos se traducen por días, meses y años; son también sobrinos, por cuanto el hombre, entre los árabes, representa el símbolo de un hermano, mientras que los dedos ocupan el lugar de los hijos. Todo lo que sucediese a los dedos, de bien o de mal, se deberá atribuir y relacionar con las oraciones, pues si la visión es buena, la oración no será viciada.
Entrelazar los dedos en el sueño, es unir a un mismo tiempo las oraciones; como también la reunión de sus parientes para deliberar y aunar voluntades por una causa justa y común. Puede asimismo al verlos entrelazados, pero sin motivo alguno y en estado estático, significar estrechez de vida a la cual los deudos se habían unido para atenuarla, pero en forma más aparente que real.
Quien sueña haber mordido el dedo de alguien, es señal de mala educación de éste, y el excesivo empeño del mordedor en corregir y educar al mordido. Ver emanar leche del pulgar y sangre del índice, es seña de que cometerá actos ilícitos con su suegra o con la hermana de ella.
Cuando un sacerdote o un religioso de cualquier religión sueñan que sus dedos se habían aumentado de número, es señal infalible del crecimiento desenfrenado de sus ambiciones, de su despotismo y de su injusticia con el prójimo. Los dedos de la mano izquierda son, en el sueño, los sobrinos. Ver los dedos teñidos de “alheña”, si es hombre, entonces el sueño señala a un hombre que ora mucho en voz alta; en cambio, si es mujer la que sueña con sus dedos teñidos, es indicio claro de que su esposo la quiere mucho.
Simbólicamente, los dedos se asocian a los parientes, y por ello todavía hoy en algunos pueblos primitivos se cortan un dedo cuando se muere el cónyuge.
Se dice que si en sueños nos duele un dedo o está llagado es que alguien de la familia caerá enfermo; un dedo con cortes o incisiones presagia discusiones y peleas familiares; si nos soñamos con un dedo quemado, presagia problemas de celos; si nos falta un dedo o nos lo cortamos, lo que anuncia es la muerte de un familiar.
Ver todos sus dedos sin defectos, bien formados; éxito, consideración, logros.
Uno o más dedos doloridos: enfermedad familiar, contrariedades por un allegado.
Sucios, descuidados: malos propósitos con respecto a usted, maledicencia, calumnias.
Un dedo herido, tajado: graves peleas familiares.
Amputado: pérdida de ventajas financieras, duelo.
Cortarse las uñas: discordia familiar, disputas.
Un dedo con una quemadura: fracaso profesional.
Un dedo con un anillo de oro: unión próxima o matrimonio indisoluble.
Más dedos en la mano izquierda: felices sucesos familiares: nacimiento, boda.
Más dedos en la mano derecha: acrecentamiento de los bienes.
Ser señalado con el dedo: su conducta no es irreprochable, lo que proporciona argumentos a sus rivales.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?