Soñar con Camino

Sueños | 09/07/2009 | 7.27 / 10 | comentarios

Agradable, de recorrido fácil: Éxito en su actividad, comprención de quienes lo rodean, ayuda y amistad.

De difícil acceso, estrecho: Molestias e impedimentos retardarán la realización de sus proyectos; celos y mezquindad. Un camino es un objetivo, es la vida en la cual seguimos un derrotero, un ideal, un algo que hacer y lograr. Verlo cerrado en el sueño señala un inconveniente, una dificultad en el logro de nuestros propósitos; mientras que si seguimos en ese camino sin valla ni tropiezos es una predicción o un anuncio de que el soñador alcanzará altas posiciones sociales o tendrá éxito en sus negocios. Ver un camino abierto y sin fin, es el vaticinio de vida larga, un signo de triunfo y de provecho en la labor diaria. El camino es también el símbolo de la Ley. Los diferentes caminos que se ven en el sueño se interpretan por cismas. Andar fuera del camino: desviación en su conducta y en su moral religiosa. Cortar a alguien el camino y despojarlo de lo que lleva: muerte de un amigo. Cuando un gobernante sueña atravesar un camino dificultoso, significa la justicia que quiere implantar en ese lugar. El camino recto es la Ley, la Justicia o un buen hombre.
Soñar con muchos caminos: duda, hipocresía. Un camino puede interpretarse por profesión, huellas, la mujer, buenas ganancias, la verdad salvadora, la muerte cuya senda todos tenemos que seguir. La ruta, camino en el mar, salvación de peligros. Camino oculto: presunción y desvío.
Verlo cerrado en el sueño señala un inconveniente, una dificultad en el logro de nuestros propósitos; mientras que si seguimos en ese camino sin valla ni tropiezos es una predicción o un anuncio de que el soñador alcanzará altas posiciones sociales o tendrá éxito en sus negocios. Los caminos y carreteras que aparecen en nuestros sueños, desde el más sinuoso camino de montaña a la más amplia autopista, simbolizan el destino, el camino de nuestra vida, y todos los símbolos que aparecen en el sueño son de fácil interpretación, ya que son la representación de cómo nuestro inconsciente presiente o anticipa nuestro destino. Veamos algunos ejemplos.
Las encrucijadas nos recuerdan que debemos escoger entre vanas opciones que se nos presentarán; si el camino es recto y amplio nos presagia éxito y fortuna; si es estrecho, que el margen de acción de que disponemos es relativamente limitado; si discurre por un terreno llano es que no hallaremos graves problemas, sino más bien facilidades; si hay muchas curvas es que nuestra empresa será ardua y complicada.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?