Soñar con Cabeza

Sueños | 09/07/2009 | 7.54 / 10 | comentarios

De dimensión mayor de lo normal: Suerte y éxito.

indica condiciones de vida acorde con sus esperanzas. Sus ambiciones se verán colmadas. De dimensión anormalmente reducida: Fracaso. Su situación se va a deteriorar y lo alejará de cualquier vínculo afectivo o amistoso. Herida, cortada: Desgracias. Ruinas y miseria. Calavera: odio y venganza. Peligro. La cabeza representa la más alta jerarquía humana, la vida misma, el capital material y espiritual. De consiguiente ver la propia cabeza en tamaño mayor que la que se tiene, se interpreta por el padre y la madre, por honor y gloria. Una cabeza menor que la natural es pérdida de jerarquía. Verse con dos o tres cabezas es triunfo sobre los enemigos, riqueza si es pobre, hijos de buena conducta y gratos si es rico; más si es el soltero el que sueña es el camino hacia su matrimonio y el logro de sus altos anhelos.
Andar cabizbajo en el sueño es vivir muchos años con humillación contrito y arrepentido; mas para el comerciante es señal de ganancias. Ver en el sueño una cabeza vuelta atrás, es dificultad en los viajes; pero si está en viaje, el deseo de volver sin mayor ambición de lucro. Agrandarse la cabeza de uno en el sueño predice que gobernará con tino su pueblo; verla achicada es signo de pobreza moral, mediocridad, idiotez, destitución, según la jerarquía del que sueña. La cabeza que se golpea en el sueño con piedra, es señal de castigo por haber faltado a, su oración vespertina. Cabeza dolorida y con llagas es signo de enfermedades. Verse uno con la cabeza metamorfoseada en algún animal se interpretará de este modo siguiente: En cabeza de león: gobierno y poder, en cabeza de perro, burro o caballo: fatiga y pesadumbre; en cabeza de elefante, tigre, lobo: trabajos extraordinarios que le rendirán utilidades, le darán poder y triunfo sobre los enemigos.
Tomarse la cabeza con sus propias manos, es recibir dinero con no menos de mil dracmas (mil pesos argentinos). También significa hacerse la paz con un deudor moroso. Recoger la propia cabeza, caída al suelo, sin golpe alguno, es signo de perder su autoridad y su cargo; mas recogerla y colocarla en su propio sitio, es señal de que morirá en pos de una causa justa y noble. Una cabeza sobre la punta de una lanza o una cruz: es símbolo de un hombre magnánimo y Jefe superior Maestro. Y como la cabeza humana es el órgano más noble e importante en el cuerpo humano, es lógico deducir que sea el signo de
Superioridad, o Jefatura Suprema, ya sea la Autoridad representada
en los padres, el Maestro, el educador, el rey o el Jefe de Estado o
de una repartición.
Se traduce por el castillo del rey, casa de gobierno, la corona, la balanza, pesas y medidas, horno, baño público y todo lugar donde haya fragor, fuego, vapores y humo. El mundo entero está dentro de la cabeza humana. Perder en el sueño la cabeza es volverse fuera de sí, apesadumbrado y cargado de penas. Dialogar con su propia cabeza es obtener muchos beneficios. Ver cabezas cortadas y amontona da en un lugar determinado, es la reunión de jefes y jerarcas para deliberar en ese mismo lugar.
Soñar que un rey o jefe de un Estado corta la cabeza del que sueña, es la mano de Dios que se personifica en los buenos gobernantes para curarlo de sus penas y ayudarlo en su vida agitada. Cabezas cortadas señalan dinero; verse en el sueño con una cabeza humana en las manos, es recibir en la vigilia valor por mil denarios, mil dracmas, o cien, según la categoría social del soñador.
Decapita a un banquero o un prestamista usurero, vaticina la pérdida de su fortuna como castigo de su avaricia; también habla esta visión del retorno y el triunfo de los combatientes del bando del que sueña. Comer la cabeza de ovejas, vacas o cabras, presagia dinero y buena herencia.

En sueños, la cabeza simboliza al alma, a la inteligencia; es por ello que los sueños en los que nos vemos con la cabeza cortada o separada del cuerpo son sueñas benéficos que auguran la curación a los enfermos, consuelo a los afligidos, libertad a los prisioneros, ayuda a los pobres y acrecentamiento de fortuna a los que ya la poseen. Y todo ello porque esta separación de cabeza y cuerpo presagia la separación del soñador de su actual situación, o lo que es lo mismo, la pérdida de una posición para ocupar otra de mejor
También como en sueños Similares, vernos la cabeza más grande o que crece presagia suerte y aumento de bienes, y si es más pequeña o débil, pérdidas y desgracias. Si nos soñamos feos o repulsivos es preocupación por la opinión de los demás

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?