Soñar con Burro (I).

Sueños | 11/03/2014 | 7.54 / 10 | comentarios

En sueños, un burro puede tener muchos significados. Debemos tratar de recordar qué hacía el animal mientras lo soñábamos de modo que la interpretación sea lo mas precisa posible. Por ejemplo, el animal con el que hemos soñado, ¿rebuznaba? Eso es señal de que nos va a insultar una persona despreciable, de baja condición en todos los sentidos. Si montabas en un burro es un anuncio de que viajarás al extranjero y de que se te avecinan muchas aventuras.

Si hemos de atender a lo que decían los antiguos intérpretes, hemos de prestar atención a sus palabras sobre la docilidad del burro, sobre lo útil que es y ha sido históricamente al ser humano. De este modo, el animal suele traer buenos augurios.

El burro representa a un hijo, una esposa o un mozo. Del mismo modo, también nos habla de viajes, de personas –hombres-de buen criterio, sabios y pacientes. Y, el animal soñado se refiere a un modo de ganarse la vida con trabajo duro pero honrado. En otras ocasiones, el burro señala a un sabio sin trabajo.

Por otra parte, otra de las traducciones de burro se refiere a ornamento de lujo en el mundo real. Si nos regalan un burro en sueños, recibiremos uno de estos objetos en la vigilia. También significa un (o una) cónyuge que coopera hacerle la vida más liviana a su pareja. Uno otro son muy afortunados, buenos y fértiles.

Por otra parte, si el burro con el que has soñado era un animal corpulento, te espera una época de abundancia y riqueza. En caso de que te encuentres con un burro blanco, te estarás topando con un hombre que vive rodeado de lujos.

En cambio, si has soñado con un burro flaco, es señal de todo lo contrario: alguien pobre. Ahora bien, si el jumento es de color negro, recibirás alegría, así como poder y grandes honores en todos los sentidos.

En el caso de que en tus sueños hayas visto a un burro ensillado, significa que un hijo vive con holgura; si el animal tiene la cola larga, la señal le indica que tu descendencia adquirirá mayor poder y jerarquía.

Asistir en sueños a la muerte de un burro presagia la muerte de su amo –según otros, es la ruptura de las relaciones con él o la ruina de un comercio-. También puede referirse al fallecimiento de un sirviente, padre o abuelo de quien sueña.

Si soñamos con las pezuñas de un burro, alcanzaremos una mejoría en el plano económico. Por cierto: un burro mostreño ha de interpretarse como un hombre ignorante y pendenciero. Y, si poseemos muchos de estos animales, lo que ocurre es que nos rodea gente ignorante.


¿Te gustan los sueños que traen buenos augurios?
¿Te gusta esta web?
¿Qué sueños recuerdas con un burro?