Soñar con Automóvil

Sueños | 09/07/2009 | 7.59 / 10 | comentarios

Sus condiciones de vida se van a modificar.

Se producirán acontecimientos felices o penosos sobre los cuales usted no tendrá necesariamente el dominio. Conducir uno mismo: Se va a producir un cambio de situación aparentemente positivo. Periodo de suerte y éxito en la vida afectiva, familiar o profesional. Circunstancias favorables. Descender de él: Gestiones infructuosas, proyectos atrasados, obstáculos, oposiciones. Ver conducir a otra persona: Usted permanecerá impotente ante los aconteciminetos que pueden serle desfavorables, más aún si usted no está en el vehículo. Ver un accidente, estar implicado en él: Vaticinio de numerosas preocupaciones. Dificultades de todo tipo, litigios, discusiones, oposiciones diversas. Con accidente corporal: Enfermedad grave, desaparición de un allegado, duelo. En mal estado, averiado: Negocios estancados, gastos de dinero, preocupaciones y dasaveniencias. Comprar un automóvil nuevo: Periodo feliz en perspectiva. promesa de una vida conforme a sus deseos y sus apariciones Si es usted quien conduce, significa que es dueño de su propia vida. Si va como pasajero, la persona que conduce controla o dirige su vida en algún sentido. Cuando hablamos de los sueños en los que intervenía un autobús o cualquier otro medio de transporte colectivo (véase AUTOBÚS), decíamos que nos hallábamos ante un cambio de vida en el que nuestras iniciativas se hallaban coartadas por quienes compartían el viaje, y más especialmente por el hecho de que era otra persona quien conducía dicho medio de transporte, y el viaje ya había sido programado anteriormente sin nuestro concurso.
Cuando nuestro sueño se refiere al automóvil, medio personal de locomoción, no iniciamos una nueva etapa en nuestra vida, es nuestra propia vida la que se halla representada, y aquí todo depende de nosotros (siempre y cuando seamos nosotros quienes conducimos el automóvil). Por lo tanto, cuando nos soñamos solos conduciendo el automóvil, lo que queda plasmado en el sueño es nuestro deseo de independencia de ser nosotros quienes escojamos adónde vamos, cómo iremos y los lugares por los que pasaremos (es decir, el cómo y el porqué de nuestra vida).
Teniendo presente esto, interpretar un sueño en el que nos hallamos conduciendo un automóvil es muy fácil: el conjunto automóvil nosotros, nos representa a nosotros mismos, en cuerpo (automóvil) y en alma (nosotros). Cada parte del automóvil tiene su correspondencia con algo fundamental de nuestra vida; así, la gasolina representa a nuestra capacidad energética; la carrocería, nuestro aspecto externo; el volante, nuestra capacidad de control; los frenos, la voluntad; el circuito eléctrico, la inteligencia; y los faros, nuestra capacidad de visión de los hechos y circunstancias.
Si el coche se encuentra en buen estado, es que tenemos confianza en nosotros mismos y en nuestra capacidad de enfrentarnos con la vida, que se hada representada por la carretera, el paisaje y los accidentes y problemas que se presentan en la misma. Si el coche se halla en mal estado, representa nuestros temores y el presentimiento de nuestras propias deficiencias, a menos que nos hallemos enfermos, en cuyo caso sólo se tratará del reconocimiento de nuestra enfermedad (que también es una deficiencia).
Si viajamos acompañados, la actuación de nuestros acompañantes y nuestra reacción ante su actuación, nos revelará cuál es nuestra actitud frente a los que nos rodean en la vida real. El tamaño del automóvil y nuestros acompañantes nos mostrará cuál es el límite de nuestras auténticas relaciones sobre los demás.


Por último, si el automóvil lo conduce otra persona, significa que no nos sentimos dueños de nuestro destino, y en muchas ocasiones, si reconocemos al conductor, seguramente reconoceremos en el mismo a quien influye decisivamente en nuestra vida.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?