Soñar con Ataúd

Sueños | 09/07/2009 | 7.38 / 10 | Comentarios

Ver un ataud vacío: Período de preocupaciones en un futuro próximo. Estar en él: Será abandonado y calumniado. Transportarlo: Sus preocupaciones cesarán dentro de algún tiempo. Ver sepultarlo: Pesares, penas, contrariedades imprevistas. Verse acostándose en un ataúd: Larga enfermedad. Ver en él a un desconocido: Peligro cercano Orar ante un ataúd: Pesares afectivos, pena profunda. Malas cosechas y ganado enfermo para un granjero. En un hombre de negocios denota la acumulación de deudas. Es posible que se produzca una muerte, pero con su determinación puede superar otros malos augurios. El ataúd es un gobernante pudiente. Verse dentro de un ataúd es obtención de purezas y poderes, mas quien se vea de este modo será un hombre que temerá a un enemigo, pero que no se atreverá a enfrentarse con él. Sin embargo esta visión —aseguran muchos oneirocríticos árabes— vaticina alivio y salvación de un mal después de larga espera. También se traduce por un ausente que vuelve al seno del hogar. Recibir un ataúd en el sueño es recibir favores, tranquilidad y el saber oculto de las cosas. Otras veces el ataúd es pena y contrariedades A pesar de ser lúgubre se trata de un buen sueño, pues significa el fin, la "muerte" de una dependencia moral o material. Por lo tanto, es un sueño que nos permite liberarnos de algo o alguien que limitaba nuestra autonomía, especialmente si nos soñamos a nosotros mismo.
En cambio, si en el sueño nos vemos arrodillados ante el ataúd, rezando y gimiendo, es signo de próximas penas, de enfermedad o de aflicción.

Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?