Soñar con Ángeles

Sueños | 27/10/2019 | 7.25 / 10 | comentarios

En la inmensa mayoría de las culturas, los ángeles son, básicamente, mensajeros.

Y, como si lo supieran, en nuestros sueños también. De hecho, según su actitud, podemos estar recibiendo un buen o un mal anuncio.
Comencemos por las consabidas líneas generales: en ellas, soñar con ángeles o cualquier otro ser celestial (serafines, querubines… no vamos a repasar ahora los Nueve Tronos) es uno de los mejores sueños que pueden darse: estos seres pronostican salud para los enfermos, recuperación en los negocios arruinados y libertad para los presos. Traducido y en breve: el fin de cualquier problema que en ese momento atormente al soñador.
Lo malo viene cando los ángeles soñados están tristes, enfadados o resultan amenazadores. Preocupémonos, pues el cambio en nuestro destino va a ser para mal: nos vamos a ver mezclados en asuntos poco claros o incluso sometidos a graves pérdidas.

Lo que nos descubre el hecho de soñar con ángeles es que hemos llegado a un punto crucial en nuestra vida. Una encrucijada en la que se nos abren nievas posibilidades y, con ellas, nuevas responsabilidades. Si somos capaces de asumirlas –veremos a los ángeles alegres-, nos van a llevar directos al éxito; sin embargo, si no somos capaces o renunciamos a las nuevas posibilidades –en este caso, los ángeles estarán tristes-, nos veremos abocados al fracaso.
Claro que, con estos nuevos caminos se abren también, y con mucha fuerza y claridad, nuevas vías en el alma, nuevos caminos espirituales, con los que senos ofrece una vida interior de una riqueza infinitamente más grande a aquella de las riquezas materiales a las que renunciaremos.
Si se da el caso, lo que simbolizan los ángeles amables es nuestra entrega religiosa o espiritual; el mensaje que nos traen los ángeles tristes o furiosos es, esta vez el reflejo de nuestras inseguridades, de nuestros miedos.

¿Te gustaría soñar con ángeles alegres?
¿Te gusta esta web?
¿Qué anuncio te gustaría que te trajeran los ángeles en sueños?