Soñar con Águila.

Sueños | 24/02/2014 | 7.00 / 10 | Comentarios

Según sea el águila y su actitud, así será el presagio o el mensaje del sueño. De este modo, si la vemos volando, en líneas generales nos habla de la materialización de nuestros proyectos y del éxito en los mismos. Si la rapaz vuela despacio, llegarán las metas con retraso, mientras que un ataque por su parte debe hacernos temer ciertas dificultades del tipo que sea.

También puede ocurrir que ves al águila inmóvil y posada en tierra o en un alto, en cuyo caso nos habla de estancamiento y obstáculos. Un águila herida y desplumada en sueños trae mala suerte, fracaso y enfermedad. Si está prisionera, pérdidas de dinero. Sin embargo, si eres el dueño de un águila se te anuncian honores, logros prometedores y ganancias.

Si un águila te ataca ensueños, guárdate de la ira de un superior; si el animal se muestra pacífico y obediente, recibirás grandes honores. Cazar a un aguilucho significa el nacimiento de un hijo varón que llegará a ser grande, como grande será el personaje cuya muerte anuncia un águila degollada. Oír la voz de una de estas aves predice una riña; comer su carne, recibir sus plumas o uno de sus huesos, nos habla de ingresos de dinero.

En el caso de que soñemos que volamos en las alas de un águila y el vuelo sea horizontal, seremos mediadores en algún asunto delicado; si volamos en vertical hasta perdernos de vista, es el peor de los presagios cuando vamos a hacer un viaje. Cuando un águila vuela muy alto sobre el soñador, se cumplirán sus aspiraciones elevadas.

Cuando sueñas con un águila posada, majestuosa, en un lugar elevado se te anuncian fama y fortuna. En el caso de que matas un águila tus sueños te están diciendo que ningún obstáculo te va a parar.

Nos encontramos ante uno de los símbolos universales por excelencia. Para saber qué te dice en sueños, en cuenta determinados principios: se corresponde con el espíritu de conquista, poder y dominio, de modo que el significado de tu sueño ha de leerse de acuerdo con la actitud y movimiento del águila.

Piensa que sueñas con un ave rapaz, de modo que puede traerte angustia. Es por ello que es bueno que te identifiques con el águila y malo que te inspire temor o dolor. Pero esta ave también puede hablarnos del vuelo muy exigente del espíritu, por lo que su aparición en vuelo, sosegada, puede querer decir que en la vigilia estamos a punto de sacrificarlo todo por una idea o por un ideal.

Otra de las atribuciones del águila es la libertad con responsabilidad. Por ello, si aparece en los sueños de un adolescente y lo ataca –suele hacerlo en el corazón- simboliza los problemas emocionales propios de esa edad y de sus despertares y carencias.

El vuelo del águila de tus sueños ha de interpretarse en conjunto con tu situación vital. A altitud de éste es paralela a la importancia de los acontecimientos que sobrevienen, del mismo modo que su rapidez se equipara a la de lo que sucederá. De este modo, si has visto a un águila ascendiendo, lograrás tus propósitos ¿Cuándo?, pues según a qué velocidad se movía. Su caída augura lo contrario.

Un águila que vuela con la presa en las garras te advierte sobre tus enemigos. En caso de que la devore, significa tu triunfo si te causa alegría o tu derrota si te miedo. Un águila que se abalanza sobre ti te anuncia desgracias. Más aun si te hiere, en cuyo caso el mal dependerá de la gravedad de tus heridas. Finalmente, un pájaro de este tipo enjaulado es un amenaza de dominio, humillación y hasta de expolio de tus bienes.


¿Te gustaría ser dueño de un águila en tus sueños?
¿Te gusta esta web?
Cuéntanos qué has soñado.