Soñar con Abejas

Sueños | 25/07/2014 | 7.10 / 10 | comentarios

Tanto en la vigilia como en el sueño, las abejas son el símbolo del trabajo, la labor y éxito profesionales.

Con esta primera frase debería ser suficiente para orientar sobre qué significan los sueños con abejas, pero, como cualquier interpretación de un sueño, debemos matizar el objeto soñado según las circunstancias, sensaciones.
Supongamos que el sueño ha sido con abejas en libertad, que volaban de flor en flor. Estas abejas se mostraban en constante actividad, volando de flor en flor o sobrevolando continuamente la colmena. Se trata de un presagio feliz.
Por el contrario, cuando las abejas se muestran amenazantes es posible que se nos vengan encima contrariedades de todo tipo y dificultades con compañeros y personas que nos rodean. Otro mal augurio que pueden portar las abejas se refriere a traiciones y calumnias, sobre todo sinos pica una de ellas. Por cierto: una picadura dolorosa anuncia un periodo de salud delicada. Duela o no, la picadura anuncia una confabulación en tu contra, pero si logras matar a la abeja, triunfarás sobre ella.

Por norma general, las abejas predicen éxito y dinero para su dueño. Eso sí, las ganancias serán ilícitas si lo que haces es extraer miel de una colmena. El caso es que su una abeja o un enjambre te sobrevuela, va a ostentar un cargo alto. Si eres agricultor, las abejas son un buen presagio; no así para el militar, quien le anuncian un pronto combate. Si matamos abejas en el sueño, estaremos matando a un enemigo.
Determinados intérpretes afirman que estos insectos anuncian a los sabios y a los hombres laboriosos, útiles para sí mismos ya para el mundo, aunque si los vemos en un lugar destruido, ocurrirá que éste será tomado por holgazanes.
Por su parte, la abeja reina simboliza la fecundidad y las personas pacíficas y piadosas que no hacen daño. La misma líder trae acuerdos provechosos y satisfactorios, así como grandes satisfacciones a través de sus hijos. Eso sí: como nos pique, algún amigo va a ofendernos.
Si las abejas aparecieran fabricando miel en alguna de nuestras propiedades, el éxito y la fortuna son seguros. Aunque si estas estuvieran enfurecidas o nos atacaran, el sueño nos advierte bien de que tendremos problemas con los asociados o bien de que estamos abandonando el trabajo por el placer, lo que puede provocar muchos problemas. Si las matamos en estas circunstancias, la ruina es segura.
Por último, un fenomenal presagio: si has visto una abeja sobre una flor, es el anuncio de un amornaciente.

¿Te gustaría que una abeja te anunciara fortuna?
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?